Padres: ¿Cuantas ovejas hay en cada uno de vuestros rebaños?

El Papa Francisco, en sus predicaciones, habla muy especialmente a los pastores de la Iglesia, con frases como; “caminar con el rebaño”, “pastores con olor a oveja”, “Obispos de aeropuerto”, o “dedicarse a ayudar a los pobres y a quienes sufren en lugar de preocuparse por ser “gerentes” de la Iglesia”

papa-francisco-81

Todas estas frases que el Papa Francisco lleva regalándonos desde su nombramiento, unida a mi experiencia en las dos ultimas Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ), Madrid 2011 y Rio 2013, ambas cosas y su ¡hagan lío!, me han impulsado a escribir este post.

Va dirigido muy especialmente a los seminaristas, sacerdotes, obispos… no se si algún Cardenal lo leerá, pero también es para usted, y para todo aquel que en algún momento de su vida, se sienta llamado, a ser padre.

Llevo desde el 14 al 17 de abril de 1986 siendo parte “activa” de la Iglesia, sintiéndome algo más que una oveja perdida.

He tenido contacto con sacerdotes desde mi adolescencia, en mi colegio los Hermanos Maristas de Chamberi, en mi comunidad Cursillos de Cristiandad (desde aquel maravilloso 14 de abril), en varias JMJ, (como comente, especialmente en las dos ultimas,  6 meses en Madrid y 11 en Rio de Janeiro), y también, aunque menos frecuentemente, en las parroquias más cercanas a donde he vivido.

Dios me ha regalado sacerdotes Santos, que han sido referencia en mi vida, comenzando por el Hermano Esteban de mi colegio, ahora misionero, el Padre Sebastian Gayá (uno de los fundadores del movimiento Cursillos de Cristiandad) y actualmente el Padre Enrique González, exorcista ¿porque no decirlo? ¿acaso, no es una importante misión que Jesús dio a sus discípulos?. Una reflexión común a éstos tres sacerdotes: ¿que sucederá en la Iglesia, que cuanto más Santos son, más sufren dentro de ella?

Siempre he pensado que cuando un sacerdote suba al cielo, llegará con su propio rebaño de ovejas, será el momento de convencer a San Pedro, para que a cada uno de nosotros, nos abran las puertas del cielo.

200708070601-30661

Padres: ¿Cuantas ovejas hay en cada uno de vuestros rebaños?

Lastima de aquel sacerdote que cuando llegue a las puertas del cielo no tenga una sola oveja por la cual interceder. Lastima de aquel seglar que no tenga un solo pastor que interceda por el.

Tras conocer a tantos sacerdotes, a uno le viene la duda, de: ¿que se estudia en los seminarios?; marketing, planificación de eventos, comunicación, dirección de empresas…; o cristología, filosofía, teología, estudios bíblicos…

Si algo he visto, trabajando en las dos ultimas JMJ, es como Dios cuida de su Iglesia, mediante una inagotable providencia a todas sus necesidades, además, lo hace con una puntualidad, un estilo y un gusto, inalcanzables a la razón humana.

Diría que un sacerdote es el principal administrador de la Providencia Divina, es decir el gerente es El, no tu. Esa providencia, entre otras cosas, generalmente viene dada en forma de personas capacitadas para lo que se necesita.

He sufrido directamente las consecuencias de ver a sacerdotes que quieren ejercer de aquello que no son, ver como Dios les mandaba personas y como ellos rechazaban dicha providencia una y otra vez.

La consecuencia de sacerdotes que no se dedican a ser padres son dos; perdemos un gerente, y la peor, perdemos un Padre.

Hay un dicho que dice: “No se puede estar en misa y repicando”.

Este post, no es solo para los Padres de la Iglesia, la frase del Papa  “pastores con olor a oveja”, me ayudo a recordar cual era mi misión como “padre” de los voluntarios internacionales en la JMJ Rio 2013. Desde que la escuche, me olvide de todo lo que no fuera cuidar a mis hijos e intente dedicar cada minuto de mi trabajo por ellos, solo por ellos.

Tanto en mi colegio, como en mi comunidad, en mis parroquias, o en ambas Jornadas Mundiales de la Juventud, veo las graves consecuencias de todo lo anteriormente mencionado. El diablo hace “horas extras” allí donde más puede abundar la Gracia (amor de Dios), y todo sacerdote, todo Padre, es una fuente inagotable de la misma.

Mi máxima admiración a cada uno de ellos, incluso a aquellos que más me han echo sufrir, y como bien dice este video… ¡que ganas tienes de meterte en líos!

Hacer poco escribí este otro post SER PADRE, me quedo claro, que: “ser padre es dejarlos en manos de Dios, para que El llegue, donde tú no puedes hacerlo”.

Termino como comencé, con unas palabras del Papa Francisco:

“¿Qué es lo que espero como consecuencia de la Jornada de la Juventud? Espero lío. Que acá adentro va a haber lío, va a haber. Que acá en Río va a haber lío, va a haber. Pero quiero lío en las diócesis, quiero que se salga afuera… Quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos.”

#EsperoLio @AMateoSantana

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: