La evolución del marketing experiencial, a los eventos responsables – El 4.0 de los eventos

Hace no mucho, se hablaba de la gran revolución de las 2.0, pero en muy poco tiempo, hemos pasando a las 3.0, 4.0… En el mundo del Marketing Experiencial, aunque de una manera menos vertiginosa, va pasando lo mismo. Recuerdo que hace años pasamos de ver los eventos, a vivirlos; de que nos los contaran, a sentirlos; de soñarlos, a hacerlos realidad; todo a través de experiencias que nos transportaban a aquellos momentos, que por nosotros mismos nunca hubiéramos imaginado alcanzar.

4482_43134914970_4535349_n

El mundo de los eventos está con un nuevo reto por delante; diría que los eventos responsables son el 4.0 de los eventos.

Sigamos recordando:

retos, tendendias copia

En el año 2007 realizamos un estudio llamado: Retos, Tendencias y Oportunidades en el Sector de los Eventos, escrito por Francisco Alcaide Hernández, el cual ya dedicaba un apartado a los Eventos Responsables. Comenzaba dicho apartado con este título: “La solidaridad va calando poco a poco en la sociedad y cada vez irá ocupando un lugar más destacado en la organización de eventos”. 

De su interior queremos rescatar varias reflexiones, quizás más actuales que nunca:

“Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable” Eduardo Galeano.

¿Por qué realizar eventos con orientación solidaria?

Hablando sobre los participantes de los eventos, este libro nos dice, que es importante apuntar que los estudios e investigaciones sobre motivación en el trabajo señalan que ésta puede presentarse en tres formas:

  • Motivación “Extrínseca”: esto es, lo que lleva a actuar en función de lo que se espera obtener del entorno (por ejemplo, dinero). Los motivos “extrínsecos” funcionan como un factor “higiénico”, es decir, tienen que estar inducidos por encima de un mínimo, si no, se genera desmotivación; pero a partir de este nivel, son insuficientes y reducen su eficacia. Además, cumplen una función relevante en el corto plazo y pierden protagonismo en el medio y largo plazo donde se necesitan otros elementos motivadores al margen de los crematísticos.
  • Motivación “Intrínseca”: lo que supone en satisfacción el puesto de trabajo (por ejemplo, crecimiento, aprendizaje, formación, etc.). Dura más que la motivación “extrínseca” pero también se agota en el medio y largo plazo.
  • Motivación “Trascendente”: las consecuencias que un sujeto, con su acción, genera en otros (ej.:la construcción de un hospital en el Tercer Mundo) es la que más dura, motiva y retiene, por eso, la empresa debe ser capaz de ofrecer los cauces adecuados para el desarrollo de este tipo de motivación, lo que convierte al proyecto de empresa en una variable determinante para la retención del talento. Desde el punto punto de vista soft, pocas cosas causan más satisfacción que hacer algo por los demás, especialmente si entre éstos se encuentran personas desfavorecidas y necesitadas. El que da es el que más recibe. Alta carga de satisfacción derivada de la ayuda a terceros.

4482_43136379970_8016656_n

Esta es una de las reflexiones que refuerzan lo vivido en los últimos 15 años. Cada vez que logramos introducir una actividad responsable en un evento, siempre, SIEMPRE, es la más valorada y recordada por los participantes.

Podemos decir que:

Motivación Extrínseca + Motivación Intrínseca + Motivación Trascendente = Eventos Responsables

La gran diferencia está en como dije hace poco en uno de mis últimos post: ¿qué sucedería si a Viajes de Incentivos, Congresos, Ourtdoor e Indoor Training… les añadimos la palabra “responsable”?  añadir dicha palabra, es el gran reto de nuestro sector.

“Si tienes mucho, da mucho; si tienes poco, da poco; pero da siempre” del Libro de Tobías.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: