Hay mucha gente buena

Me acaban de invitar a un cortometraje titulado “Hay mucha gente buena”. Todavía no le he visto, pero el título me ha parecido más que sugerente; así que me pongo a escribir delante del ordenador.

Me sorprende la persona que me ha invitado al corto: mi buena amiga Paloma Lladó (Ya2 Eventos), que junto con su asociación Los Reyes Magos de Verdad, cada año hace que lleguen los mismos a miles de niños que han sido abandonados o que se les han quitado la potestad a sus padres; niños que viven con sus madres en la cárcel o en pisos de acogida; niños de familias destructuradas o con grandes necesidades económicas. Paloma pasa sus navidades trabajando, diría que exclusivamente para este “evento”.

Hace un año le pedí ayuda a mis corresponsales en Jordania, Assad Hijazi (Discovery), y en  Egipto, Maricel Bea (Galaxia Tours), ya que una persona a la que quiero mucho y que estaba haciendo una peregrinación, andando solo por estos países, necesitó de ayuda. Ambos se volcaron a ayudarle sin más. Sé que Assad entre otras cosas, recorrió muchos kilómetros para llevarle algo de dinero (que no dejó se le devolviera). Maricel, luego me enteré que le ayudó en todo durante su paso por Egipto. Ella nunca me pidió nada y ni siquiera me dijo nada al respecto.

Hace unos meses comenzamos con nuestros Homenajes a los Marketing Manager & Events Planner. En cada uno de ellos, lo mejor está siendo el descubrir el lado más humano de los homenajeados, son gente realmente buena. No sólo en lo que hacen, sino también en cómo viven su vida. Gracias Francisco Alcaide, Fernando López, Rocío González, Alejandro González, Eva Latonda y Alberto Ibarz, tengo muchas ganas de seguir disfrutando de los homenajes que quedan por llegar.

María González y Alejandro Briñas, después de leer este post sobre Eventos accecibles,  ahora entiendo por qué ellos fueron los elegidos para coordinar la Carpa de Discapacidad durante la Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011, por donde pasaron miles de personas, de todas las edades, lenguas, pueblos, naciones, religiones… con todo tipo de capacidades o discapacidades, pero accesible para todos, como si la carpa hubiera sido pensada exclusivamente para cada uno de ellos.

Mi buen amigo Coco (que en estos momentos debe de estar por Guinea con una ONG construyendo una escuela) me invitó, el año pasado, al congreso LQDVI. Al entrar, nos encontramos con una señorita, la cual dejó todo lo que tenía que hacer y nos acompañó muy atentamente hasta nuestros asientos. Resultó que era María Franco, una de las máximas organizadoras del evento, donde en ese momento había miles de personas. Resultó ser un congreso lleno, precisamente de lo que estamos hablando, de gente muy buena, comenzando por nuestra improvisada “acomodadora”.

Parece que sí, parece que “hay mucha gente buena”, más de la que pensamos.

Muchos están a nuestro lado, pero nos cuesta descubrirlos. Quizás, porque son “los que hacen lo que NO dicen, y no dicen lo que SÍ hacen”.  

Quizás, porque nos cuesta ver lo bueno en nosotros mismos, quizás porque nos cuesta ver lo bueno en los demás…

 

Previous Post Next Post

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply escort Oslo 6 mayo, 2013 at 10:38

    diseño perfecto el elblogdeloseventos.org gracias . seguir sonriendo !

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: