¿Estás llamado a ser empresario?

Un día mi padre me dijo “¡estudias o trabajas!”. Aquello acaeció cuando tenía unos 12 años… le mire, sonreí y dije “¡TRABAJO!”.

Desde entonces me maté pegando carteles por la calle. No podía dejar que aquellos carteles de Viajes para Jóvenes fueran pisados por la competencia.

Luego, el gran Paco, un camarero gaditano, me enseñó a no ponerme nervioso detrás de la barra cuando la cafetería estaba a reventar.

Tras un año en Londres sirviendo en un hotel y aprendiendo inglés, llegó la primera gran oportunidad, ¡irme de acompañante con un grupo a Moscú!

Detrás de éste vinieron muchos viajes más: a Italia, Rusia, Turquía, Centro Europa, Países Bajos, Marruecos… Ya era un chaval de unos 18 años, y aquello de acompañar grupos en los mismos viajes que desde adolescente pegaba carteles por la calle, me hacía tremendamente feliz.

Al final, la empresa que organizaba dichos viajes, decidió “ficharme” y así entré en el mundo de ser un asalariado más…  Hacía todas las horas del mundo, fui ascendido, también era feliz.

Pero al cabo de los años, tuve que tomar una importante decisión: seguir cómodamente donde estaba o intentar buscar nuevos retos…

Y dejé aquella empresa donde había estado más de 14 años. La primera idea fue ir a trabajar a una gran multinacional donde tuve la única entrevista de trabajo de toda mi vida. Salí de ella CONTRATADO… pero no por la multinacional. Tras la entrevista, decidí CONTRATARME a mí mismo y montar una empresa.

Conseguí un grupo de socios-amigos, que con la misma ilusión iniciamos un proyecto, que hasta la fecha sigue siendo una exitosa realidad.

Tras 10 años, de nuevo la misma pregunta: ¿seguir cómodamente donde estaba o intentar buscar nuevos retos?... y así nació una nueva empresa muy en coordinación y apoyo a la anterior. Era como un pasito más; más encarado a la Investigación y el Desarrollo dentro del sector de los Eventos.

Y desde hace unas semanas ha tomado forma una de mis grandes inquietudes “los eventos solidarios”, que se ha concretado en una asociación sin ánimo de lucro.

¿Soy empresario?

Si ser empresario consiste en hacer realidad tus ilusiones profesionales y para ello necesitas crear una empresa, asociación, fundación… diría que sí lo soy. Si ser empresario consiste en tener el don de montar lo que sea para ganar dinero, entonces ese no soy yo… aunque es otra manera de serlo. 

Suele pasar que cuando haces tus ilusiones realidad, resultan ser las más rentables en lo personal y en lo profesional.

¿Y tú, estás siendo llamado a ser empresario?

Previous Post Next Post

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Fernando Lopez 3 julio, 2012 at 15:55

    No sólo eres empresario sino algo más importante. Transmisor de ilusión, algo que está al alcance de muy pocos. Un abrazo

    • Reply Antonio Mateo Santana 12 julio, 2012 at 18:39

      Fernando, una persona a la que quería mucho, me dijo que “la ilusión es el don de creer en todos los dones”. Nunca dejes de creer en los tuyos y sigue haciendo “Magia” en todo lo que haces. Un abrazo

  • Reply Corina 5 julio, 2012 at 07:44

    Buenos días,

    Estoy leyendo su blog desde hace bastante tiempo y me encantan sus posts.
    Gracias por compartir sus ideas y sus experiencias.

    Me llamó la atención este ultimo y me gustaría saber mas sobre los eventos solidarios que organiza.

    Yo también soy una apasionada de los eventos y me gustaría colaborar como voluntario en la organización de estos eventos y aportar mi granito de arena :))

    Quedo a la espera de sus comentarios.

    Gracias y saludos,
    Corina Manea

    • Reply Antonio Mateo Santana 12 julio, 2012 at 18:43

      Corina, gracias por seguirnos y millones de gracias por querer colaborar, cuenta con ello, y me encantaría para después del verano explicarte que es SUMANDO VALORES y seguro que de alguna manera podrás colaborar. Un saludo

  • Reply Julio Guerrero 9 julio, 2012 at 14:58

    Hola Antonio.

    Me ha encantado tu artículo. Muchas gracias por escribirlo de forma tan rotundamente sincera.

    Un amigo común, César, me lo ha enviado porque me decía que le recordaba a mí mismo, y tenía razón!!! Me siento muy identificado por tu artículo y por tu trayectoria. Ojalá mucha gente en este mundo hiciera algo parecido, éste sería un mundo muy diferente.

    Un abrazo y hasta pronto.

    NOTA: Si me quieres escribir te lo agradecería, siempre es un placer compartir con alguien que piensa casi igual a ti.

    • Reply Antonio Mateo Santana 12 julio, 2012 at 18:32

      Mil gracias Julio, por tu comentario, estoy seguro que el camino tuyo no habrá sido nada fácil, pero siempre merece la pena seguir aquello en lo que crees, donde uno puede sacar toda su esencia. ¡Enhorabuena! Julio, y seguro que nos queda mucho por hacer.

    Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto: