El despertador de almas en las organizaciones

4607-146

El alma se pude definir como: Parte espiritual e inmortal del hombre, capaz de entender, querer y sentir, y que, junto con el cuerpo, constituye su esencia humana; Lo que da vida y aliento a algo; Interés, energía o voluntad que se pone en hacer las cosas.

El alma es un intangible tan tangible, que cuando no vemos a nadie decimos “no había un solo alma”.

Partiendo de la anterior definición, ¿podemos hablar de alma en las organizaciones? o ¿hablar de alma en las organizaciones es cómo vender paraguas en le desierto o neveras en el polo norte?

A veces nos sorprendemos diciendo: he puesto mi alma en este proyecto; lo he intentado con todo el alma; me ha llegado al alma; me ha tocado el alma; sus detalles me llegaron al alma; Me ha atravesado el alma…

Digamos que el alma es un sentir muy vivamente. Es ese espacio donde uno siente cualquiera de las frases anteriormente mencionadas. Donde realmente lo integras, lo deseas y lo quieres.

El alma en una organización es la capacidad de hacer sentir, vibrar, transmitir, comunicar, querer y vivir los objetivos de dicha entidad.

Para poner alma donde nunca antes lo había habido, hay que buscar experiencias que logren despertar el alma de los participantes.

Puedo constatar que los Eventos Responsables (Eventos corporativos con impacto social) son un “despertador de almas”. Si a tus Eventos Empresariales les añades la palabra “responsable” estas comenzando a despertar el alma de tu organización.

Cuando consigues objetivos empresariales generando un impacto social, surge ese preciso instante donde tu empresa y tú, comenzáis a “sentir con toda el alma”, es decir, a remar juntos en una misma dirección.

Antonio Mateo Santana

The Helping by Doing Foundation

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: